La psicología de la Salud, consiste en la aplicación de técnicas y métodos de intervención y tratamiento psicológico al área de la salud y las enfermedades físicas.

Hoy en día, en la sociedad en la que vivimos, muchas alteraciones de salud están relacionadas, tanto por su origen como por su mantenimiento, con aspectos ambientales a los que nos exponemos, comportamientos habituales y características personales de funcionamiento psicológico.

Este aspecto, junto con las consecuencias psicológicas que tiene el estar expuesto a una enfermedad, forma la base de actuación de la psicología de la salud, cuyos objetivos son los siguientes:

Aumentar la salud y bienestar de la persona

Prevenir o aliviar enfermedades relacionadas con aspectos psicosociales que pueden ser controlados

Conseguir el mayor bienestar en problemas o enfermedades crónicas.

 

Así pues, la psicología de la salud abarca tanto la prevención como el tratamiento de alteraciones biopsicosociales o psicosomáticas.

El área de intervención de la Psicología de la Salud es muy amplio, y abarca problemas como:

Problemas de dolor: fibromialgia, neuralgias, problemas reumáticos, migrañas, dismenorrea…

Problemas respiratorios: asma y alergias

Problemas gastrointestinales: colon irritable, úlceras,..

Problemas dermatológicos: psoriasis, eccemas,…

Problemas cardiovasculares: hipertensión, arritmias, infarto de miocardio,…

Cáncer

Cualquier problema de salud que tenga origen psicológico o comportamental o enfermedades que generan gran impacto psicológico.