eligiendote a tiEl TDAH es un trastorno neurobiológico que se inicia en la infancia y se caracteriza por dificultades en mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos.

Se establecen 3 subtipos del TDAH, según la presentación del síntoma predominante:

  • Tipo con predominio del déficit de atención.
  • Tipo con predominio de la impulsividad-hiperactividad.
  • Tipo combinado, donde predominan tanto síntomas de desatención como de impulsividad-hiperactividad.

El niño con  tda-h sabe lo que tiene que hacer y tiene los recursos para realizarlo pero esa falta de regulación de su atención y esa impulsividad se lo impiden.
Son niños que viven el momento, no utilizan la experiencia pasada para valorar el presente.
Un niño con tda-h puede haber sido castigado severamente por realizar determinada conducta y volver a repetirla poco tiempo después. No son capaces de pararse a pensar y valorar los pros y los contras de esa acción.

Les cuesta mucho aplazar y dejar de hacer algo que les gusta, cuando quieren algo, lo quieren ya.
Suelen ser muy intrépidos. No miden los riesgos y tienen un mayor número de distracciones, por ello suelen tener más probabilidad de sufrir accidentes.

Hay muchos niños que no presentan este trastorno y que son confundidos como tal y otros que son considerados como niños con trastornos de conducta sin haber valorado la presencia de tdah, por ello ante la duda lo más recomendable es acudir a un profesional que lleve a cabo una evaluación global y en profundidad del caso.

El tratamiento en estos niños va encauzado desarrollar las capacidades y habilidades necesarias para aprender a pensar con calma, mejorar su capacidad atencional, controlar sus impulsos y a expresar sus emociones de manera sana y asertiva; y así mejorar su relación con los demás y con él mismo.