DIFICULTADES DE APRENDIZAJE
El aprendizaje que los niños adquieren en la escuela tiene valor por sí mismo, pero la experiencia del estudio tiene una importancia crucial como elemento educativo para ellos. Se trata de la primera responsabilidad importante que tiene que asumir fuera del hogar; aprenden a cumplir con su deber, el valor del trabajo bien hecho, el valor del esfuerzo … étc. Por lo tanto, debemos facilitarles una serie de medidas generales y prácticas para que de manera efectiva puedan aprender, no solo a estudiar, sino a planificarse y organizarse.

Las principales medidas serían el elaborar un horario de trabajo en función de la edad del niño, ayudarle a establecer un horario de estudio, garantizar unas condiciones ambientales mínimas, mantener contacto con el colegio y procurar el bienestar psicológico del niño.

Cada niño/adolescente tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles, y no solo nos valen estas medidas generales, es bueno adecuar el plan de actuación en función de sus necesidades.

Durante estas sesiones trabajamos el  subrayado y la preparación de esquemas, aprender a distinguir lo principal de lo secundario, métodos de concentración y memoria, técnicas para gestionar el tiempo  y formas de mejorar la expresión oral y escrita; así como a reforzar las áreas que les suponen un sobreesfuerzo y a afrontar los exámenes con seguridad.